El papel de los datos en la toma de decisiones

Si has llegado hasta aquí seguro que ya conoces nuestro claim. En PiperLab, cuando sólo tenemos 5 segundos (el clásico Elevator pitch de verdad, no el de 10’) para contar lo que hacemos siempre trabajamos el mismo one liner: “Ayudamos a nuestros clientes a afrontar retos de negocio tomando decisiones basadas en datos”.

Corto y claro, y la verdad es que con esto no nos suele hacer falta más porque de todos es sabido lo valoradas e incuestionadas que están las tomas de decisiones dentro de las compañías cuando están basadas en datos. Dan una seguridad y una sensación de rigurosidad y objetividad sin precedentes.

Tradicionalmente los negocios se han dirigido por la experiencia y teoría que acumulaban los directivos de las empresas. Por esto el backround de los empresarios y el perfil formativo del resto de empleados en cada sector era un aspecto muy valorado dentro de grandes corporaciones donde los puestos de trabajo eran muy estables, casi a veces, de por vida.

En el mercado actual, rápido, cambiante, dinámico, innovadorestos conocimientos que provienen de experiencias profesionales del pasado son cada vez más difíciles de valorar, porque en nada se parecen a los nuevos modelos de negocio que actuales.

¿Qué ha pasado? ¿Por qué de repente ya no vale nada de lo que antes sabíamos? ¿Por ha cambiado tanto la manera de hacer las cosas? La respuesta está en los datos. Desde que encendimos el primer ordenador en el siglo pasado, hemos empezado a digitalizar (inconscientemente) nuestra vida a todos los niveles; y la consecuencia inevitable de todo esto es bien conocida: la generación constante de una cantidad ingente de datos. ¡Bienvenidos al Big Data!

Así originamos datos, muchos datos, cada vez más datos, producimos datos sin parar… Como resultado: una enorme cantidad de datos que en un principio hemos ido acumulando sin pensar en su posterior explotación. Inicialmente sólo el almacenamiento de los datos ya era agradecido, porque de tener “notas” en un recuerdo, o en un papel, a tener datos en un archivo informático, ya es un avance considerable. Así surgió la primera aplicación del uso de los datos: análisis descriptivo sobre los datos recogidos en un negocio durante un periodo de tiempo es sin ninguna duda un valor importante.

 

En PiperLab nos retamos a hacer uso de los datos para ayudar a los clientes a que tomen decisiones basadas en ellos o a que afronten sus nuevos retos a partir de su explotación.

Como continuación natural del análisis de datos, surge la analítica predictiva que es lo que realmente supone una ventaja competitiva para las empresas actuales, ya que les permite adelantarse a cualquier situación futura. Y aquí nace el Data Science, para ayudarnos a convertir los datos en información valiosa para el negocio. Sin saberlo las empresas han generado petróleo, ya sabéis lo que dicen: Los datos, el petróleo del S.XXI. Y ahora, el reto más grande al que se enfrentan es el de construir esas plataformas petrolíferas que les permita extraer esa materia prima, y su posterior refinería para convertirlos en un verdadero valor.

Por esto, desde PiperLab, tenemos la misión de ayudar a las empresas precisamente en este último paso de la cadena de valor del dato, donde nos retamos a hacer uso de los datos para ayudar a los clientes a que tomen decisiones basadas en ellos o a que afronten sus nuevos retos a partir de su explotación.

Es precisamente la capacidad de transformar los datos en información de valor para el negocio lo que supone una ventaja competitiva diferencial en una empresa con respecto a su competencia.

En Piper tenemos varias soluciones que habitualmente nos piden los clientes para empezar a hacer uso de los datos:

  • La posibilidad de predecir la demanda de productos o servicios que vamos a tener en los próximos tiempos nos permite anticiparnos a las necesidades que vamos a tener para poder dimensionar esfuerzos.
  • Esto, a su vez, nos permitirá mejorar la eficiencia y la productividad para obtener mayores rentabilidades en las operaciones.
  • La optimización del surtido de referencias por cada tienda permite a los retailers ahorrar costes de almacenaje, y los temidos sobrestocks, excedentes de inventarios, etc.
  • La  asignación automática de tareas  en función del volumen de trabajo de cada uno de los equipos de operaciones o incluso a nivel de empleado es también un desahogo para la planificación de los trabajos dentro de las compañías. Por no hablar del trending topic de la industria 4.0: el mantenimiento predictivo
  • Para marketing y ventas desde nuestra posición de usuarios de grandes plataformas de e-commerce o marketplaces ya estamos habituados a los sistemas de recomendación personalizados basados en los historiales de compras y navegación y nuestro perfil de usuarios.
  • Además, a través del Data Science podemos predecir la probabilidad de abandono de los clientes para poder tomar medidas preventivas antes una posible baja de un usuario a corto plazo; por ejemplo, por desuso del producto o servicio.

Estas son sólo algunas de las aplicaciones que nos permite la tecnología. Sin embargo, cada empresa es un maravilloso universo diferente al resto, que afronta sus propios retos apoyándose en la tecnología para adquirir ventajas competitivas que les permita mejorar día a día. Y nosotros encantados de acompañaros en este viaje, donde aportamos tanto la tecnología como el conocimiento del negocio necesario para afrontar cualquier desafío, y toma de decisiones, que se nos presente.

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Andrea García de Castro

Autor: Andrea García de Castro

Desarrollo de negocio