Esta semana hablamos en Data is in the air sobre biotecnología, neuroética y tecnología, una combinación poco común en nuestro programa de Big Data. Contamos con la participación de Patricia Llaque como invitada especial.  

Patricia es directora del área de bioética y neuroética en OdiseIA;  CEO y co-founder de Metaverse for Good y directora del grupo de trabajo del Cluster Big Data del Ayuntamiento de Madrid «Neurodata, Inteligencia Artificial y Neurotecnologías». Con ella participaron también Esther Morales, socia de PiperLab, y Enrique Polo, VP de Salesforce.  

Los avances en neurotecnología e inteligencia artificial de los últimos años están permitiendo que la información que se recoge del ser humano y de sus procesos cognitivos sea mucho más amplia que antes. Y así lo quiso recalcar Patricia, que explicó que “los análisis que antes eran reduccionistas de un órgano o de una molécula, han pasado a contemplar al ser humano como un sistema más complejo gracias a las cantidades ingentes de datos que se recogen”.  

Patricia además explicó que este tipo de información médica es muy sensible y tiene un alto grado de protección en la Ley de Protección de Datos, por lo que hay que tener especial cuidado en cómo se trata para mantener en todo momento la privacidad de las personas.  

“Los análisis que antes eran reduccionistas de un órgano o de una molécula, han pasado a contemplar al ser humano como un sistema más complejo gracias a las cantidades ingentes de datos que se recogen”.  

Metaverse for Good

En este sentido, quiso hacer hincapié en la relevancia de las regulaciones de estas nuevas tecnologías que tratan datos personales, y aprovechó para explicar cómo desde Metaverse for Good, iniciativa de la que es co-fundadora, tienen como objetivo concienciar sobre la ética de la tecnología y sobre su legislación, dos conceptos íntimamente relacionados.  

También quiso destacar que a la hora de regular estas tecnologías emergentes, se debe contar un equipo multidisciplinar.  

“La legislación tecnológica debe ser comprendida por todo el mundo, y para ello se deben aunar distintas disciplinas para que el conocimiento llegue a todos. Nuestro objetivo es ser un sostén social al diálogo multidisciplinar y dar otra opción en la regulación”.  

Por último, Patricia explicó brevemente qué tipo de datos se recogen en plataformas como el Metaverso gracias a herramientas como el tracking óptico: 

“Se puede medir todo. Desde cuántas veces pestañeamos, con qué duración, la sequedad de los ojos de una persona… con estos datos puedes obtener conclusiones de los procesos mentales”.  

«Nuestro objetivo es ser un sostén social al diálogo multidisciplinar y dar otra opción en la regulación”.

Puedes escuchar la entrevista completa aquí: