Nuestro planeta requiere una transformación significativa. Abordar la crisis climática y la sobreexplotación de recursos demanda, más que nunca, que la sociedad y las empresas avancen hacia un modelo fundamentado en la economía circular.

Este concepto, afortunadamente, ha permeado en todos los sectores de la sociedad durante los últimos años y desempeña un papel crucial en el impulso hacia una economía próspera, resiliente y, sobre todo, sostenible.

Este nuevo enfoque posibilita la prolongación de la vida útil de los productos, otorgándoles una segunda oportunidad y maximizando la utilización de todos los recursos disponibles.

 

Situación de la sostenibilidad y economía circular en España

Como señala el último Informe Cotec de Economía Circular, en nuestro país se requiere con urgencia políticas enfocadas en la reparabilidad, durabilidad, y orientadas a la prevención del desperdicio, así como avances en ecodiseño y ecoinnovación. No obstante, en áreas como el reciclado de envases, España figura entre los diez primeros países de Europa, según el informe más reciente de Eurostat. Además, el 2,06% de los empleos en nuestro país están vinculados a la economía circular, superando la media europea del 1,76%, según cifras emitidas por Eurostat.

Esto nos indica que sí existe una concienciación del ciudadano en el reciclaje, pero aún queda mucho camino por recorrer.

Las empresas españolas ya han iniciado la promoción de procesos de economía circular, con más del 40% de ellas, según datos del Pacto Mundial de las Naciones Unidas.

Las oportunidades de negocio, así como la necesidad de abordar con urgencia el deterioro del planeta, son dos razones más que poderosas para no posponer su incorporación en el centro de cualquier tipo de compañía.

PiperLab apuesta por un almacenamiento sostenible de datos y una gestión de la información eficiente, aspectos cada vez más relevantes en la era digital, donde la cantidad de datos generados y almacenados continúa en constante aumento.

Consideraciones sobre la sostenibilidad en la era digital

Algunas consideraciones sobre la sostenibilidad en la era digital van en la línea de almacenar datos e información de una manera eficiente, evitando duplicidades y almacenajes innecesarios: los centros de datos consumen grandes cantidades de energía. Buscar soluciones que optimicen la eficiencia energética, como la implementación de hardware y software más eficientes, puede reducir la huella de carbono asociada con el almacenamiento de datos. Aquí va un pequeño listado de dichas consideraciones:

  • La elección de tecnologías de almacenamiento más eficientes desde el punto de vista energético, como sistemas de almacenamiento en frío, puede contribuir a la sostenibilidad al reducir la cantidad de energía necesaria para mantener y acceder a los datos.
  • La gestión sostenible de datos también implica la consideración del ciclo de vida de los equipos de almacenamiento.
  • Reciclar hardware de manera responsable y asegurarse de que los dispositivos obsoletos se diseñen adecuadamente contribuya a la reducción de residuos electrónicos.
  • Cada vez son más los proveedores de servicios en la nube que están invirtiendo en infraestructuras alimentadas por energía renovable. Optar por servicios de almacenamiento en la nube que utilicen fuentes de energía sostenible puede ser una estrategia para reducir la huella ambiental asociada con el almacenamiento de datos.
  • Optimizar el espacio de almacenamiento a través de técnicas como la compresión y la deduplicación puede reducir la necesidad de infraestructura adicional, disminuyendo así el impacto ambiental.
  • Establecer políticas eficientes de retención de datos puede ayudar a evitar el almacenamiento innecesario y prolongado de información, reduciendo así el espacio y la energía requeridas para mantener esos datos.

PiperLab apuesta por un almacenamiento sostenible de datos y una gestión de la información eficiente, aspectos cada vez más relevantes en la era digital, donde la cantidad de datos generados y almacenados continúa en constante aumento.

Gestión sostenible de datos

La gestión sostenible de datos también implica garantizar la seguridad y la privacidad de la información almacenada. Proteger los datos de manera efectiva no solo es una responsabilidad ética, sino que también puede prevenir posibles eventos que podrían llevar a la pérdida de datos y la necesidad de recuperación.

En resumen, el almacenaje sostenible de datos implica una combinación de eficiencia energética, selección de tecnologías respetuosas con el medio ambiente, prácticas de reciclaje responsables y políticas de gestión de datos que minimicen el impacto ambiental y promuevan la eficiencia.

Dejamos un listado de artículos por si te interesa saber más acerca de la sostenibilidad en la era digital:

 

Categories: Datos, Social /